Bodegones

Inspirado en la tradición del bodegón en la pintura europea del siglo XVII, así como en su criollización en Puerto Rico en el siglo XIX y principios del XX por parte de pintores como Francisco Oller y Ramón Frade, el fotógrafo Farrique Pesquera incursiona en este género con gran maestría en el manejo de la luz, la composición y el dramatismo.  En el trabajo de componer mediante la disposición de los objetos y crear los contrastes y juegos de iluminación, Pesquera refleja muy hábilmente su sensibilidad artística. El artista nos adentra en la histórica relación entre la fotografía y la pintura. Igualmente, su interés por las formas, las superficies y los reflejos que logra captar en algunas imágenes apuntan a los lenguajes abstractos.  

 

En sus bodegones Pesquera no solo eleva las posibilidades de este género en la fotografía de Puerto Rico, sino que, en su profunda conciencia histórica y social, al revisitar el arte universal y puertorriqueño que le precede, nos convida a reflexiones críticas del presente en nuestro archipiélago caribeño. Entre ellas, nuestra insuficiencia alimentaria ante la desproporcionada dependencia de alimentos importados.  La riqueza, fuerza y belleza de estas imágenes ante esa nefasta realidad, nos inspira a considerar nuestras posibilidades de superación.

 

Mariel Quiñones Vélez